domingo, 19 de febrero de 2017

Potaje de carillas con espinacas


Resultado de imagen de carilla legumbre


ALUBIA CARILLA


Es una alubia pequeña, de color blanco oscuro-beige, y con un puntito negro sobre el embrión que la caracteriza. Poseen un alto contenido en proteínas y fibra, siendo así mismo una fuente excelente de minerales, como el potasio, hierro, selenio, molibdeno y ácido fólico.
Sirve tanto para la preparación de alubias en ensalada, alubias guisadas como para ser utilizadas como guarnición.
Por sus propiedades nutricionales y sus caracteristicas es el elemento principal de muchas recetas en ensaladas o en guisos.

VALORES NUTRITIVOS (Por 100 g. de producto)
VALOR ENERGÉTICO 284 Kcal / 1184 KJ
PROTEINAS 25,72 g
GRASAS 0,94 g
HIDRATOS DE CARBONO 55,44 g
FIBRA ALIMENTARIA 4,48 g















En casa solemos hacer las alubias como Karlos Arguiñano, es una receta sencilla de sabores sencillos también.
Cuando tengo tiempo me gusta dejar aparcada la olla rápida y hacerla muy lentamente, pero es cierto que ayuda mucho.


Potaje de carillas con espinacas
Ingredientes
 Para 4-6 personas
  • 500 gr. de alubias carillas
  • 100 gr. de espinacas
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 patata
  • 1 pimiento choricero
  • 1 diente de ajo
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • 2 hojas de laurel
  • perejil (para decorar)
Elaboración de la receta de Potaje de carillas con espinacas:
Pon las carillas a remojo de víspera.
Vierte un chorrito de aceite en la olla rápida y dora la cebolla pelada y picada. Limpia y trocea la zanahoria y el puerro y añádelos. Sazona. Escurre las carillas y agrégalas a la olla. Pela la patata, haz cuadraditos e introdúcela. Retira el rabito al pimiento choricero, lávalo y añádelo a la olla. Agrega las hojas de laurel, cubre las carillas con agua y coloca la tapa. Cocina (al 2) durante 10 minutos a partir de que suba la válvula de seguridad.

Pasado este tiempo, abre la olla y retira el pimiento choricero a un plato. Déjalo atemperar, sácale la carne y colócala en el mortero. Pela y pica el diente de ajo, colócalo en el mortero y maja. Reserva el majado.

Retira las hojas de laurel de la olla, añade el majado y las espinacas limpias. Mezcla bien todo y deja cocinar a fuego suave durante 4-5 minutos. 

Sirve las carillas en plato hondo y decora con una hojita de perejil.

Linguini con setas shiitale y salsa de nueces

Shiitake: Propiedades Medicinales del Hongo Shiitake



 Shiitake es el nombre japonés que recibe un hongo llamado Lentinula Edodes, una seta comestible, deliciosa y, según numerosos estudios y ensayos clínicos, con destacadas propiedades medicinales, sobre todo para estimular el sistema inmune y luchar contra el cáncer.



Nutrientes y elementos medicinales del Shiitake

Por supuesto, el Shiitake contiene todos los macronutrientes, vitaminas y minerales pero, de todos ellos, estos son los elementos más destacables:

    • Rico en agua y bajo en calorías: Al igual que otras setas, el agua constituye la mayor parte de su composición
    • Alto contenido en proteínas: El Shiitake destaca por su elevado contenido en proteínas con 9 aminoácidos esenciales, entre ellos arginina y metionina.
    • Mucha fibra: Al igual que otros tipos de setas y hongos, el Shiitake destaca por su contenido en fibra, ideal para repoblar y mantener en buen estado la flora intestinal.
    • Riqueza enzimática: El Shiitake tiene una gran riqueza de enzimas, destacando especialmente la enzima Superóxido Dismutasa, un poderoso antioxidante.
    • Vitaminas y minerales: El Shitake también posee variedad de vitaminas y minerales (Vitaminas del grupo B, Vitamina D, hierro, zinc, selenio y magnesio)
    • Principios medicinales: Aquí es donde el hongo Shiitake destaca especialmente, pues contiene numerosos principios medicinales antioxidantes que estimulan el sistema inmune y ayudan a combatir, entre otras cosas, el cáncer (destaca especialmente el interferón).

Beneficios en la salud del Shiitake

El Shiitake es una seta consumida en Japón desde hace miles de años como elemento medicinal. La trayectoria empírica del Shiitake y su uso tradicional es suficiente para demostrar sus propiedades en la salud, pero es que, en los últimos años, universidades de distintas partes del mundo han realizado estudios y ensayos clínicos que demuestran la gran capacidad del Shiitake para estimular el sistema inmunológico.

Estos son algunos de los efectos en la salud con los que se relaciona el consumo habitual del Shiitake:
  • Cáncer: Gracias al lentinan y a otros muchos elementos antioxidantes, uno de los usos principales del shiitake es como poderoso anticancerígeno. Estimula el sistema inmunológico y se dice que reduce los efectos de la quimioterapia y otros fármacos. En Japón, el tratamiento anticáncer se realiza con la mezcla de tres setas: Shiitake, Maitake y Reishi. Si se usa con esta finalidad en una dieta anticáncer, deben tomarse cantidades mayores a través de suplementos indicados por un especialista y, mejor todavía combinado con las otras dos setas mencionadas.
  • Corazón e hipertensión: El Shiitake contiene elementos que inhiben la agregación plaquetaria y, por ello, previene los infartos y mejora el estado de las arterias. Está indicado en personas con hipertensión, trombos, colesterol  y alteraciones cardiovasculares.
  • Enfermedades de los pulmones: Gracias al interferón, el Shiitake también se recomienda en infecciones víricas de los pulmones y problemas respiratorios (gripe, resfriado, catarro, tuberculosis, bronquitis, etc).
  • Sistema inmunológico: De manera general, el Shiitake favorece la producción de células defensoras y estimula el sistema inmunológico, pues contiene elementos inmunoactivos, algo que, obviamente, es importante a la hora de combatir cualquier tipo de enfermedad (cáncer, sida, virus, herpes, infecciones…)
  • Digestión y sistema digestivo: Gracias a su fibra y a su riqueza enzimática, el Shiitake favorece de manera general la digestión, ayuda al correcto metabolismo de los alimentos y favorece el buen funcionamiento del intestino y la flora intestinal.

Tabla nutricional del hongo Shiitake

Estos son los nutrientes del Shiitake por cada 100 gramos:

    • Agua: 90g
    • Proteínas: 2.5g
    • Grasas: 0.4g
    • Fibra: 2.5g
    • Vitaminas B: 3.8mg
    • Ácido Fólico: 18mcg
    • Calcio: 2mg
    • Hierro: 0.41mg
    • Magnesio: 20mg
    • Zinc: 1.3mg
    • Selenio: 5.7mg
    • Fósforo: 112mg

Contraindicaciones y efectos secundarios del Shiitake

Consumir Shiitake fresco con moderación no tiene por qué causar ningún tipo de trastorno (es como comer cualquier otro tipo de seta o hongo).

En cambio, los suplementos de Shiitake contienen cantidades muy superiores a lo que consumiríamos con la comida y en ese caso, es conveniente ponerse en manos de una persona especializada para consultar las dosis adecuadas a nuestras características personales.

En general, conviene tener en cuenta que:
    • El Shiitake puede producir diarrea en algunas personas
    • Las mujeres embarazadas que quieran tomar Shiitake deben consultar con profesional de la medicina
    • No deben tomar suplementos de Shiitake las personas que estén tomando anticoagulantes (consultar con profesional)

 Linguini con setas shiitale y salsa de nueces

Ingredientes para 4 personas
  • 350 g de espaguetis
  • 75 g de nueces peladas
  • 500 ml leche evaporada
  • 1 cebolla picada, 3 cucharaditas de azúcar
  • 1 chorro de vino blanco
  • aceite de oliva, pimienta negra recién molida, sal 
  • 100 g de setas secas shiitake.

Elaboración:

Empezamos hidratando las setas shiitake, para ello las sumergiremos en agua caliente durante media hora, las enjuagaremos y escurriremos y las volveremos a dejar diez minutos más en más agua caliente. 

Mientras, picamos la cebolla y trinchamos las nueces. 
Calentamos un poco de aceite en una sartén y añadimos la cebolla.
Cuando la cebolla esté transparente añadimos las nueces troceadas. Removemos, salpimentamos y dejamos un poco para unirlo todo.

 Agregamos la leche evaporada, salpimentamos y dejamos cocer a fuego bajo durante unos 2-3 minutos. Seguidamente trituramos con una batidora eléctrica, hasta que quede una salsa fina con una textura como de bechamel. 

Escurrimos las setas shiitake
Ponemos al fuego una sartén con un poco de aceite y añadimos las setas, que dejaremos que se hagan a fuego muy bajo y las añadimos a la salsa de nueces. 

Hervimos la pasta el tiempo que marque el fabricante, escurrimos, lo mezclamos todo, rectificamos de sal y pimienta y servimos enseguida.





lunes, 9 de enero de 2017

Pío Antequerano



Este fin de semana hemos disfrutado de Antequera, de la belleza de sus calles, la amabilidad de su gente y sobre todo de su gastronomía.
En plena  temporada de cítricos, quiero destacar una ensalada típica de Antequera basada en naranja y bacalao.
Esta ensalada se parece enormemente a la  ensaladilla malagueña, el remohón de Totalán o la arriera de Torrox, con la diferencia de que no tiene patatas y el bacalao está templado.
Recoge los elementos típicos de Málaga, las naranjas del Valle del Guadhalorce, las aceitunas de Alora, con denominación de origen, el saber hacer de su gente.
En la foto aparece un poco de ali-oli, que es totalmente opcional….

Ingredientes:
300 grs. de bacalao
2 cebolletas
2 naranjas navelinas
aceitunas aloreñas
1 huevo
aceite de oliva virgen extra
vinagre
Preparación:
Se desala el bacalao durante 24 horas cambiando el agua varias veces, personalmente que le quede un toque de sal me gusta.
 Se pelan las naranjas, tradicionalmente se separan los gajos y se limpian bien, pero prefiero hacerlas rodajas porque al montar la ensalada queda más bonita.
Se trocea la cebolletas en aros finitos.
Se corta en rodajas el huevo duro y montamos la ensalada, sin olvidar las aceitunas.
Mientras se le quita el agua al bacalao en una sartén a fuego vivo, para que se tueste un poquillo (en algunas recetas he visto que utilizan un soplete para ahumar ligeramente el bacalao.)
En un cuenco preparamos la vinagreta emulsionando zumo de naranja, vinagre y aceite, y en esta ensalada nos olvidamos de salar ya que el bacalao ya la aporta.
Añadimos el bacalao y la vinagreta.

Sólo nos queda disfrutar de ella….




lunes, 28 de noviembre de 2016

VERDINAS CON ALMEJAS Y GAMBONES

  Para la cena de nochebuena tengo pensado poner una tapita de verdinas y para que todo vaya bien, este fin de semana las hemos preparado y lo único que espero es que me vuelvan a salir igual de buenas ...
   
Ingredientes:

1 cebolla
1 cabeza de ajo
Perejil
Una hoja de laurel
Unos 200 gr de gambones o langostinos
Unos 230 gr de almejas
300 gr de verdinas
Una cucharada de harina
Un chorreón de vino blanco
Aceite de oliva y sal

Preparación: 

Se pone a remojar las verdinas la noche anterior, bien cubiertas de agua.
Mientras preparamos las almejas y los gambones ponemos a cocer las verdinas. 
Tenemos dos opciones, con olla express, de cinco a siete minutos en cuanto empiece a hervir o en olla normal y ya es mucho más lento.


Sea de una forma o de otra, las coceremos con una cebolla, un par de ajos, una hoja de laurel, perejil y sal.
 
Ahora se ponen las almejas en agua para limpiarlas, mientras preparamos una salsa verde para la cual pelamos media cabeza de ajo que se pican muy fino junto con el perejil.
Se pochan unos minutos en una sarten con un chorreón de aceite de oliva, teniendo cuidado de que no se quemen. 


Añadimos una cucharadita de harina, incorporamos agua y un chorreón de vino blanco. 


Reducimos el fuego y dejamos que reduzca un poco a fuego lento, al final incorporamos las almejas y cuando estén abiertas se retira del fuego y se reserva.
Ahora preparamos los gambones.

Separamos las cabezas de los gambones y pelamos los cuerpos que reservamos.

 
En una sarten sofreimos las cabezas de los gambones aplastándolas para que suelten todo su jugo lo que teñirá el aceite y le dará un gran sabor.

Retiramos las cabezas y echamos el ajo (la media cabeza que nos quedaba)  muy picadito, lo dejamos un par de minutos, a fuego medio, de manera a que se dore lo justo para no quemarse.
Incorporamos los cuerpos de los gambones que salteamos pero lo justo para que no se resequen al final de la receta.

 

Para terminar, cuando la verdinas están cocidas, se retiran los ajos, la cebolla, ajos, laurel y perejil (personalmente me gusta triturarlos para añadirlos a las verdinas).

A la olla de las verdinas, añadimos los gambones y las almejas, dejamos un ratito a fuego lento para que los sabores se mezclen.

Es muy entretenido pero el resultado es increíble!



jueves, 24 de noviembre de 2016

El tupinambo, una crema que sabe a alcachofa!


 Con la venta de frutas y verduras ecológicas en la granería estamos aprendiendo nuevas verduras, como el "Tupìnambo", aunque quizá no deberíamos llamarlas nuevas ya que se comían cuando era pequeña y vivía en Francia. 

El tupinambo o también llamado alcachofa de Jerusalén, es una hortaliza de tubérculo.

TUPINAMBO
.

Propiedades  del tupinambo

El tupinambo es un tubérculo con corteza amarillenta o violácea e interior de color blanco y su sabor recuerda al de la alcachofa o incluso a la trufa. Su apariencia se puede asemejar a la del jengibre.
La alcachofa de Jerusalén nos aporta inulina (fibra natural), minerales como el potasio, magnesio, sodio, calcio, hierro o fósforo, vitaminas como la A, B1, B2, B6, C, D.
El consumo del tupinambo está aconsejado ya que tiene propiedades antitumorales, reductoras del colesterol, mejora las defensas, mejora las digestiones, alivia el estreñimiento y limpia el tracto intestinal, da sensación de saciedad, por lo que está recomendada en dietas para adelgazar. El tupinambo contiene tan sólo unas 25 kcal por cada 100 g, mucho menos que otros tubérculos.
Como no tiene gluten, con el tupinambo se hace harina para sustituir la harina de cereales con gluten como el trigo.
Se puede cocinar como cualquier otro tubérculo: al vapor, frito, hervido, añadiéndolo a pucheros y potajes, se puede añadir a sopas, cremas, etc.

 Os dejo una receta de "Crema de tupinambo", inspirada en la receta de http://estoyhechouncocinillas.com/

 

Ingredientes


  • 500 g de tupinambos
  • 1 patata mediana
  • 1 puerro (parte blanca)
  • Las hojas de la flor de brocoli
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta blanca
Elaboración
Se pelar los tupinambos y las patatas y se ponen  en remojo para que no se oxiden. Después se cortan en dados.
Se pela la cebolla y se pica finamente.
Se lavan el puerro y las hojas de brocoli para cortarlos finamente.
En una olla se calienta el aceite de oliva y se le añade el puerro y la cebolla. Se rehoga a fuego medio durante 5 minutos removiendo de cuando en cuando.
Incorporamos los dados de tupinambo y de patatas, se remueve y rehoga a fuego medio durante unos 10 minutos. No debemos olvidar ir removiendo con frecuencia.
Cubrimos con unos dos dedos de agua, salamos y lo llevamos a ebullición.
Cuando empieza a hervir tapamos la olla y reducimos el fuego a medio-bajo. lo dejamos hasta que la patata esté tierna, unos 15 minutos.
Una vez cocidos se tritura y se pasa por un chino para que esté más fina la crema. 
Ajustamos de sal y añadimos la pimienta blanca.

Una variante es añadir nata líquida al final del proceso.
En cuanto a la presentación puede ser con picatostes, con cebollino picado o un poco de pimentón esparcido por encima.
Sólo queda degustarla.....

jueves, 10 de noviembre de 2016

SOBRASADA VEGANA



Después de casi un año retomo mi andadura en el blog, como siempre las recetas han sido probadas en casa, con la única diferencia de que ahora Mari José también cocina....

Para empezar haremos una sobrasada vegana que está muy rica.
En este caso hemos empleado anarcardos pero la podemos hacer con piñones o con el fruto seco que prefiramos.

En cuanto al tomate seco, cambiará mucho si se hace con tomates cherry deshidratados, será un contraste dulce y salado.


Os toca a vosotros.....
 

Ingredientes 


100 gr de tomates secos

25gr de anacardos

1  c.p. de pimentón (de la vera, opcional)

½  c.c. pimienta blanca

1 c.c. de ajo en polvo

1 c.s. sirope de ágave



Se ponen los tomates en remojo durante una hora más o menos. Una vez rehidratado lo echamos a la batidora con el resto de los ingredientes y lo trituramos muy bien hasta obtener una pasta homogénea.


Si vemos que falta un poco de sal se le añade pero con cuidado de no pasarse.


Se sirve con pan tostado. También se puede utilizar para realzar  sopas y  cremas.