sábado, 24 de septiembre de 2011

PEPINOS CON NATA: UN ENTRANTE FRESQUITO

Bueno, aunque ayer empezó el otoño, en Málaga todavía quedan ganas de comer algo fresquito como para que no se vaya el verano!!
Así que después de hacer el taboulet vi que me quedaba pepino y recordé mi infancia en Francia, cuando comíamos pepinos con nata, y creo que desde que me vine a vivir aquí no los he vuelto a comer (de eso va a hacer 30 años en diciembre!!) Cada vez que viene de vacaciones una hermana mía digo siempre que le tengo que pedir que me lo haga pero siempre se me olvida y así vamos.
 
Pero esta semana me he decidido, he llamado por teléfono y aquí está la receta:








INGREDIENTES:

1 pepino
1/2 brick pequeño de nata para cocinar (si es espesita mejor)
1 cucharada de zumo de limón
Sal y pimienta
Albahaca

ELABORACION:

Se lava el pepino y se pela dejando algunas tiras de piel. Se corta en rodajas muy finas y se salan bastante, se colocan en un escurridor para que sude (media horilla en la nevera).
Mientras, ponemos la nata en un bol con el zumo de limón, la albahaca bien picadita y la pimienta. Probamos para ver si hay que añadir más limón, si no nos gusta la albahaca podemos cambiar por otra hierba que nos guste más.
Sacamos el pepino de la nevera y le quitamos toda el agua que ha podido soltar y le añadimos la nata condimentada. Lo mezclamos todo bien y probamos de nuevo para ver si falta sal y listo.
Lo suyo es dejarlo en la nevera hasta comérselo para que esté bien fresquito.

Bueno, espero que os haya gustado, a mí mucho porque he vuelto a incorporar a mi dieta una receta que me encantaba, además Víctor la ha probado, se la ha comido y ha repetido!!!