domingo, 26 de febrero de 2012

CONEJO CON JENJIBRE

Esta mañana nos hemos ido al mercadillo de segunda mano de Torremolinos. Es todo un mundo, se me había olvidado cuan divertido llega a ser pasear entre montones de puestos de todas clases.
Al final conseguimos encontrar a mis dos primos que se dedican a la venta en los mercadillos y allí dejamos a Víctor que se lo pasó bomba jugando con los superheroes que le regaló mi primo Juanma (para Víctor es el mejor primo que tengo!!)
Entre las calles nos topamos con un puesto de especias, el olor te atraía de forma irremediable y como no, no intenté resistirme y compré ajonjolí, sésamo, variedad de encurtidos y jenjibre.... ya sabéis como y porque he acabado cocinando el conejo con jenjibre, receta propia, ya os diré mañana si está bueno.

Ingredientes

Un conejo troceado
Una pastilla de ajo y perejil
Tres cebollitas (las vendían también en el mercadillo)
Un vaso de vino blanco seco amontillado
Un vaso de agua 
Un poco de harina
Clavo, laurel, granos de pimienta negra, sal, romero y el jenjibre

Elaboración

En una cazuela grande se rehogan las cebollitas cortadas en cuatro trozos, se añade la pastilla de ajo y perejil.
Cuando estén transparentes se fríe el conejo, cuando el higado esté frito se saca de la cazuela.
Una vez el conejo bien tostadito se añade la harina y se tuesta un poco. Se echa el vino, el agua y los demás aderezos. La cantidad de especias depende del gusto de cada uno, si nos gusta más el romero pues más romero, si el jenjibre pues lo mismo. 
Se machaca el hígado con el mortero y se añade a la salsa.
Se tapa y se deja cocer a fuego lento hasta que la carne esté tierna.

Se me ocurre que si le añadimos nuez moscada y canela le tiene que dar un toque bastante agradable, igual lo hago así la próxima vez...

Ahora sólo me queda averiguar en qué puedo echar sésamo y ajonjolí...