miércoles, 5 de marzo de 2014

El melón y sus pipas

El melón es una de nuestras frutas más refrescantes y diuréticas. Tiene una gran concentración de agua (80% aprox.), minerales y vitaminas (A, B, C y D) y un alto contenido en betacaroteno, que es antioxidante, antibacteriano y recientemente también se ha estudiado sus efectos anticancerígenos. 
Los betacarotenos son de color amarillo-naranja, por eso los melones más anaranjados tienen más contenido en betacaroteno, por lo tanto, más antioxidantes. También ayudan a la producción de melanina, por eso los alimentos con alto contenido en betacarotenos (anaranjados), ayudan a broncear la piel y a mantener el pelo con un color brillante.

Esta fruta contiene también adenosina, que es vasodilatador, por lo que tiene buenas propiedades para problemas de hipertensión, problemas de corazón o circulación.

La vitamina B del melón, hace que sea muy recomendado para las mujeres embarazadas, ya que el ácido fólico, es una vitamina del grupo B, que ayuda a prevenir defectos medulares en el feto.

De los minerales que contiene el melón, destaca su proporción en magnesio, potasio y hierro, por lo que se convierte en un alimento muy adecuado para deportistas (por el magnesio) y para personas con anemia (por el hierro).

Entre todas sus propiedades, destacamos su propiedad diurética y depurativa, por lo que el zumo o batido de melón, es muy recomendable en casos de retención de líquidos, dietas anticelulíticas y estreñimiento. El potasio da al melón su propiedad diurética, ya que este mineral ayuda a regular los niveles de agua en el cuerpo (equilibrio osmótico).

Al ser depurativo, el melón también ayuda a mantener la piel sana y limpia de toxinas.

Es ideal en ensaladas y desayunos, contienen muy baja proporción de azúcares (25 calorías por 100gr), debe ser consumido con precaución por personas diabéticas, al igual que otras frutas.
 
Sus "pipas" o semillas, tienen una alta concentración en flavonoides (antioxidante) y propiedades depurativas, por lo que se suelen consumir en forma de infusión.

Este verano nos hemos cansado de tirar las pepitas o semillas de melón como si de un simple deshecho se tratara, cuando en realidad pueden resultar un saludable y delicioso tentempié.



En primer lugar se pueden dejar secar al sol o en el horno, también pueden ser ligeramente tostadas y saladas, incluso se puede agregar alguna especia, resultará un aperitivo sano y enriquecido en flavonoides, lo que nos otorgará efectos antioxidantes. 
También se pueden tomar como refresco, para ello basta con lavarlas y escurrirlas, a continuación se trituran, se endulzan y se mezclan con melón troceado y un poco de agua. 
Este refresco mexicano  se debe conservar unas tres horas en el frigorífico y estará listo para tomar.










En Marrakech las machacan en un mortero con agua y un poco de agua de azahar (elaborada con flor de naranjo), tras filtrar el jugo obtienen una bebida muy nutritiva y seguramente deliciosa.

Pero además se puede elaborar un aceite que se extrae por presión de las semillas, un aceite con el que aderezar y enriquecer algunos platos.





RECETAS SALUDABLES CON MELÓN


Melón con jamón
 
Ingredientes: 


Un melón mediano,

200 gr. de jamón cortado a dados no muy gordos,



Preparación:



Se le extrae la pulpa al melón en forma de bolitas mediante el utensilio de cocina adecuado. 

Se preparan 10 pinchos con un trozo de jamón una bolita de melón. Se pinchan alrededor del melón. Se sirve frío.






Batido de melón, frambuesa y menta


Ingredientes:


20 frambuesas

1 melón mediano, pelado, troceado y sin semillas

1 manojo de hojas de menta frescas



Preparación:


Para poder licuar las hojas de menta envolveremos las frambuesas con ellas y las pasamos por la llcuadora, alternándolas con trozos de melón.

Este zumo conviene beberlo enseguida para aprovechar todas sus virtudes antioxidantes.  Tomar este jugo tres veces a la semana.



Compota de melón con aliño de fresas


Ingredientes (4 raciones):


2 tazas de trozos de melón (el de su preferencia)

1 taza de fresas frescas

1   cucharadita de zumo de lima

3 cucharadas de zumo de naranja

Miel (opcional)

Hojas de menta para guarnición



Preparación:


Disponga el melón en copas de vino o platos de postre.



Ponga las fresas en la batidora. Si son muy dulces, no hará falta la miel, de lo contrario, con una cucharadita tendrá suficiente. 
Añada los zumos y bata hasta que quede bien suave. Eche la mezcla sobre el melón y adórnelo con la menta. Sirva a temperatura ambiente o frío.