jueves, 24 de noviembre de 2016

El tupinambo, una crema que sabe a alcachofa!


 Con la venta de frutas y verduras ecológicas en la granería estamos aprendiendo nuevas verduras, como el "Tupìnambo", aunque quizá no deberíamos llamarlas nuevas ya que se comían cuando era pequeña y vivía en Francia. 

El tupinambo o también llamado alcachofa de Jerusalén, es una hortaliza de tubérculo.

TUPINAMBO
.

Propiedades  del tupinambo

El tupinambo es un tubérculo con corteza amarillenta o violácea e interior de color blanco y su sabor recuerda al de la alcachofa o incluso a la trufa. Su apariencia se puede asemejar a la del jengibre.
La alcachofa de Jerusalén nos aporta inulina (fibra natural), minerales como el potasio, magnesio, sodio, calcio, hierro o fósforo, vitaminas como la A, B1, B2, B6, C, D.
El consumo del tupinambo está aconsejado ya que tiene propiedades antitumorales, reductoras del colesterol, mejora las defensas, mejora las digestiones, alivia el estreñimiento y limpia el tracto intestinal, da sensación de saciedad, por lo que está recomendada en dietas para adelgazar. El tupinambo contiene tan sólo unas 25 kcal por cada 100 g, mucho menos que otros tubérculos.
Como no tiene gluten, con el tupinambo se hace harina para sustituir la harina de cereales con gluten como el trigo.
Se puede cocinar como cualquier otro tubérculo: al vapor, frito, hervido, añadiéndolo a pucheros y potajes, se puede añadir a sopas, cremas, etc.

 Os dejo una receta de "Crema de tupinambo", inspirada en la receta de http://estoyhechouncocinillas.com/

 

Ingredientes


  • 500 g de tupinambos
  • 1 patata mediana
  • 1 puerro (parte blanca)
  • Las hojas de la flor de brocoli
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 ó 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta blanca
Elaboración
Se pelar los tupinambos y las patatas y se ponen  en remojo para que no se oxiden. Después se cortan en dados.
Se pela la cebolla y se pica finamente.
Se lavan el puerro y las hojas de brocoli para cortarlos finamente.
En una olla se calienta el aceite de oliva y se le añade el puerro y la cebolla. Se rehoga a fuego medio durante 5 minutos removiendo de cuando en cuando.
Incorporamos los dados de tupinambo y de patatas, se remueve y rehoga a fuego medio durante unos 10 minutos. No debemos olvidar ir removiendo con frecuencia.
Cubrimos con unos dos dedos de agua, salamos y lo llevamos a ebullición.
Cuando empieza a hervir tapamos la olla y reducimos el fuego a medio-bajo. lo dejamos hasta que la patata esté tierna, unos 15 minutos.
Una vez cocidos se tritura y se pasa por un chino para que esté más fina la crema. 
Ajustamos de sal y añadimos la pimienta blanca.

Una variante es añadir nata líquida al final del proceso.
En cuanto a la presentación puede ser con picatostes, con cebollino picado o un poco de pimentón esparcido por encima.
Sólo queda degustarla.....